LO QUE NADIE TE CONTO

»Las olas no se miden en pies y pulgadas, se miden en incrementos de miedo. Buzzy Trent»

Cuanta razón tiene Buzzy Trent, y es que cuando se empieza a surfear uno no sabe hasta que punto este deporte se ama y se odia en partes iguales. Desde fuera los buenos surfistas hacen que este deporte parezca un camino de rosas, donde todos los que lo practican tienen cuerpos de infarto, surfean en bañador y tienen un “flow” sobre la ola digno de John Travolta en Grease.

Sin embargo no todo es tan bonito, te aseguro que cuando comienzas a surfear vas a parecer más un pato en el agua que otra cosa, y olvídate de esa tabla corta tan molona que llevan los pro’s, esto no es la primera vez que lo digo, pero es que elegir bien la tabla de surf es imprescindible para mejorar en este deporte.

Secretos de surferos ; 6 cosas que deberías saber antes de aprender a hacer surf

  • El frío será tu aliado: 

Cuando ves fotos de surf en la mayoría de ellas aparecen surfistas en bañador o en bikini con un mar azul turquesa de fondo (o bien encima si la foto es de un tubo) pero siento comunicarte que aquí, en la península, el surf es principalmente un deporte de otoño e invierno. Eso significa que debes salir de tu casa en días de tormenta y con 10 grados en el termómetro, ponerte un neopreno que en el mejor de los casos estará seco y meterte en el agua en un día que ni siquiera está especialmente bonito, pero es el único día que tienes libre después del trabajo o de la uni, así que es o frío o no hay surf. Pero no te preocupes, ya avanzamos que surfear en invierno y disfrutar es posible.

  • Vas a pasar MIEDO: 

Nadie está exento del miedo. Desde la orilla las olas se ven uniformes, no muy grandes y fácilmente “manejables”, pero cuando estás en el mar tumbado sobre la tabla parece que de repente las olas aumentan medio metro. Estás esperando la serie, sentado/a tranquilamente en el line up, descansando, recuperando la respiración después de haber remado y luchado contra la espuma y olas que rompían durante al menos 10/15 minutos sin parar, y de repente … MARETÓN. Entra una serie gigante que comienza a romper mucho más atrás, en ese momento es cuando se te ponen de corbata y empiezas a remar como si te fuera la vida en ello para evitar ser remolcado por esa “monster wave” (al menos a ti te parece un monstruo) que viene a por ti, ¿te suena este momento? Eso es miedo.

  • Aprenderás paciencia:

Alguien me dijo una vez que lo único que aprendió durante los primeros 2 años de surfing fue paciencia. ¡Sabias palabras! ¿Sabías que sólo el 8% del tiempo un surfista coge olas? El resto del tiempo se lo pasa remando y flotando en el mar esperando a las series. Ármate de paciencia ya que si estás comenzando ese 8% se puede reducir a un 3%.

  • No vas a ligar más:

Si estás en esto por el mero hecho de ser más “cool”, olvídate. Cómo ya he dicho es más probable que parezcas un pato al principio de tu andadura en el surf que un grácil delfín. Así que si esa es tu única motivación mejor que abandones esto ya y te dediques al fútbol.

  • Vas a sufrir:

El surf es uno de los deportes más duros que he practicado. Necesitas estar en forma, muy en forma. Cuando comienzas no eres consciente de todos los músculos que tienes que usar para poder tan siquiera mantenerte a flote en la tabla, así que imagínate el esfuerzo que supone remar y ponerte de pie. Eso sin contar con los wipeouts y revolcones que te dará el mar en los primeros días. Poco a poco tu cuerpo se irá haciendo a remar, y los revolcones con el tiempo serán cada vez menos, pero el principio va a ser duro. Entrenar fuera del agua es recomendable si te quieres tomar este deporte en serio, ya que tener una buena base física te ayudará a mejorar tu rendimiento dentro del agua.

  • Te convertirás en adicto:

Aritz Aranburu dijo en alguna ocasión que “el surf es una droga”, y es que no hay duda que por mucho frío que pases, por mucha paciencia que haga falta, por mucho que te duelan los brazos al llegar a casa … te volverás un adicto al surf desde el momento que consigas pillar una ola y mantenerte de pie más de 2 segundos. Y el día que hagas tu primer drop en condiciones o que surfees tu primera pared sabrás que te has enamorado para siempre.

¿Te suenan alguno de estos puntos? ¿Cuantos de ellos has vivido en tus propias carnes? Compartir es vivir, cuéntanos que es lo que no te dijeron a ti y que crees que deberían saber los futuros surfistas de loskysurf.com

Fotos: Manu Galdamez
Fuente: Surfmoción

De Álvaro Fernández LoskySurf Huelva Surf