QUILLAS DE SURF, ALGO MÁS

Las quillas de surf son un elemento clave para definir el comportamiento de tu tabla de surf. Me considero un »friki» de ellas y por eso me he atrevido con este artículo básico para orientaros algo más bajo mi experiencia.

Surfear hoy día una ola con una tabla sin quillas es muy complicado. Piensa en realizar un cutback sin el agarre del tail de la tabla, aunque las primeras tablas de los polinesios no llevaban quillas…eran otros tiempos.

Dentro de este mundo de las quillas podemos encontrar muchos tipos, para longboard,  twin fin, single fins, quad, five fins, quillas fcs, quillas futures , quillas FCS 2 etc.

Existen dos sistema de sujeción; FCS o Futures

Quillas Sistema FCS: es el sistema de fijación más popular. Prácticamente el 80% de las tablas que se venden actualmente en España llevan este sistema. Visualmente identificarás fácilmente estas quillas por las dos pestañitas que tienen.

Quillas Sistema Future: muy popular en EE.UU es el segundo sistema de fijación de quillas más utilizado en nuestro país. Visualmente es muy fácil identificar una quilla future. En lugar de dos pestañas como las FCS, las Futures son todo una línea.

Quillas Sistema FCS II: ha sido el último en llegar al mercado y cada vez tiene más adeptos. Y es que este sistema de fijación, permite montarlas y desmontarlas sin necesidad de utilizar ningún tipo de herramienta.

A tener en cuenta también el tipo de olas que vayamos a coger:

Para olas pequeñas, como las olas que tenemos en verano o en el mediterráneo, mejor elegir unas quillas con poco ángulo de inclinación (sweep o rake). Con este tipo de quillas conseguirás mayor estabilidad y maniobrabilidad en tu tabla. Y podrás realizar giros cortos más fácilmente.

Para olas más verticales y rápidas, cuanto más tumbada la quilla y por tanto más ángulo de inclinación tenga, mejor. Con este tipo de quillas conseguirás ir más rápido y hacer bottom turns más amplios.  Un buen modelo de quillas para este tipo de olas son las Carbon Hybrid MB2 del surfista Matt Banting .

Si acabas de iniciarte, no te vuelvas loco. Es muy posible que no notes diferencia entre unas quillas y otras.

Para elegir correctamente las quillas es fundamental tu peso.  Los fabricantes asignan un rango de peso a cada una de las tallas.

A grandes rasgos:
Talla XS: para niños o pequeños surfistas con un peso hasta 45 kg
Talla S: para niños o pequeños surfistas con un peso entre 45 y 60 kg
Talla M:  para surfistas con un peso entre 60 y 80 kg
Talla ML: para surfistas con un peso entre 75 y 90 kg
Talla L:  para surfistas con un peso entre 85 y 100 kg
Talla XL: para surfistas con un peso a partir de 100 kg

 

De Álvaro Fernández LoskySurf Huelva Surf